sábado, 28 de enero de 2012

Los medicamentos para tratar el cáncer hacen que éste se vuelva más agresivo y mortal

Cuando los defensores de la salud natural advierten contra el arsenal de armas que la medicina convencional utiliza para combatir el cáncer, como la quimioterapia y la radiación, sus preocupaciones, a menudo, giran en torno a cómo estas terapias pueden debilitar y dañar el cuerpo de una persona de muchas maneras. Pero los científicos están encontrando otras razones para cuestionar algunas de estas terapias. Resulta que mientras que la quimioterapia puede matar o reducir los tumores a corto plazo, en realidad puede ser la causa de que los tumores malignos crezcan de manera más letal a largo plazo.
Por ejemplo, NaturalNews informó anteriormente (http://www.naturalnews.com/029042_cancer_cells_chemotherapy.html) que los científicos de la Universidad de Alabama en Birmingham (UAB) y el Centro Integral del Cáncer del Departamento de Química de la UAB, actualmente están investigando la posibilidad muy real de que las células cancerígenas ya muertas que quedan después de la quimioterapia puedan ser la chispa que haga propagar el cáncer a otras partes del cuerpo (metástasis). Y ahora llega la noticia de que una pequeña exploración de un tipo específico de célula, los pericitos, que se encuentran en lo que se llama el microambiente de un tumor canceroso en realidad pueden detener la progresión del cáncer y la metástasis. Y por la destrucción de estas células, algunas terapias contra el cáncer pueden estar haciendo el cáncer más agresivo sin darse cuenta , así como aumentar las probabilidades de propagarse y matar.
Un estudio reciéntemente publicado en la revista Cancer Cell de edición del 17, llega a la conclusión de que las terapias anti-angiogénicas (reducir el cáncer mediante el corte en el suministro de sangre de los tumores) puede matar a la defensa natural del cuerpo contra el cáncer mediante la destrucción de las células pericitos que probablemente sirven como importantes guardianes contra la progresión del cáncer y la metástasis.
Los pericitos cubren los vasos sanguíneos y apoyan su crecimiento.
Para la nueva investigación, Raghu Kalluri, MD, PhD, Jefe de la Division de Matrix Biology en el Beth Israel Deaconess Medical Center (BIDMC) y profesor de Medicina en la Harvard Medical School (HMS), investigó si los pericitos podrían inhibir el crecimiento tumoral en el misma forma que otros medicamentos antiangiogénicos usados contra cáncer.
El Dr. Kalluri y su equipo de investigación trabajaron con ratones genéticamente modificados para apoyar los fármacos que inducen el agotamiento de los pericitos en los tumores en crecimiento. A continuación, les quitaron los pericitos en los tumores de cáncer de mama implantados en el ratón, disminuyendo el número de pericitos en un 60 por ciento.
En comparación con los animales de control, se observó una disminución del 30 por ciento en el tamaño de los tumores cancerosos en al rededor de 25 días. Pero había un problema serio con estos resultados. Contrariamente a la sabiduría convencional del mainsteam médico, los científicos descubrieron que el número de tumores pulmonares secundarios en los ratones modificados se había triplicado en comparación con los ratones de control, lo que indica que los tumores se habían desarrollado por metástasis.

Cómo los fármacos contra el cáncer pueden hacer extender las células cancerosas

“Si solo se considera el crecimiento del tumor, los resultados fueron buenos,” dijo el Dr. Kalluri en un comunicado de prensa. .. “Pero cuando miras el cuadro completo, la inhibición de los vasos del tumor no pudo controlar la progresión del cáncer. El cáncer se fue, de hecho, difundiendo. Esto nos sugiere que, sin pericitos de apoyo, los vasos en el interior del tumor se estaban volviendo débiles y con fugas – incluso más de lo que ya está dentro de la mayoría de los tumores -. y esto reduce el flujo de oxígeno al tumor “.
Ese cambio, explica, hace que las células cancerosas sean más móviles, y pueden viajar a través de los vasos que gotean a nuevas ubicaciones. También hace que las células cancerosas se comporten más como células madre, así que están más capacitadas para sobrevivir.
Debido a las terapias conocidas contra el cáncer como Imatinib, Sunitinib y otros encargados de disminuir los pericitos en los tumores, los científicos llevaron a cabo los mismos experimentos en ratones con tumores primarios. Sólo que esta vez, se utilizó la quimioterapia con las drogas Imatinib y Sunitinib en lugar de los programas de genética para disminuir el número de pericitos. Ambos Imatinib y Sunitinib causaron el agotamiento del 70 por ciento de pericitos – y también aumentó la metástasis al triple.
Con el fin de ver si sus resultados son relevantes para los pacientes humanos, el equipo de investigación examinó 130 muestras de tumores de cáncer de mama en diferentes etapas y direfentes tamaños de tumorers y se compararon los niveles de pericitos con los pronósticos. ¿El resultado? Las muestras con un bajo número de pericitos en la vasculatura del tumor se relacionaba con los cánceres más profundamente invasores, metástasis a distancia y las tasas de supervivencia bajaban a menos del 20 por ciento de cinco a diez años.
“Estos resultados son bastante provocativos e influirán en los programas clínicos diseñados para atacar la angiogénesis del tumor”, dijo Ronald A. DePinho, presidente de la Universidad de Texas MD Anderson Cancer Center, en un comunicado de prensa. “Estos impresionantes estudios informarán y refinarán potencialmente los enfoques terapéuticos para muchos tipos de cáncer.”
Traducción: disiciencia
Fuente: naturalnews
Encontrado http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/01/27/los-medicamentos-para-tratar-el-cancer-hacen-que-este-se-vuelva-mas-agresivo-y-mortal/